A veces nos cuesta dejar ciertos alimentos al momento de querer mejorar nuestros hábitos diarios, pero con este tipo de recetas podemos disfrutar de manera diferente, además de que nos ayuda a que nuestros hijos coman vegetales sin saberlo. ¡Toma Nota de esta deliciosa receta!

Ingredientes:

1 calabaza grande 
2 claras de huevo
1/2 taza de puré de manzana (sin endulzar, puedes hacerlo natural)
1 cdita de vainilla
1 1/2 de harina de avena (puedes licuar avena cruda para hacer tu harina)
1/2 cdita de sal
1/2 cdita de bicarbonato 
1 cdita de polvo para hornear
1 cdita de canela
1/4 de taza de chispas de chocolate
1/3 de taza de azúcar de coco

Preparación:

Preparar un molde para panqué con papel encerado o como acostumbres. Precalentar horno a 180°c.
Rallar la calabaza (si quieres esconder el ingrediente secreto de los niños, puedes pelar la calabaza antes). En un recipiente mezclar las claras, el puré de manzana, la vainilla y el azúcar. Agregar poco a poco la avena, sal, canela, bicarbonato y el polvo para hornear. No mezclar demasiado.  Agregar en forma envolvente la calabaza y las chispas.

Vaciar al molde y hornear hasta que introduzcas un palillo y salga limpio.